Madera de vendedor

Omar tiene 16 años, es de Tabasco tiene una actitud desenvuelta y busca la conversación de Cade en inglés fluído. Acaba de abordarnos espontáneamente desde la calle sin que le conociéramos. Cade y yo hacíamos plática en los tacos verdes que abren hasta tarde, esperando un pedido para llevar que cenarán Cade y sus tres amigos, todos de Vancouver. Por un momento pienso que Omar es un transeúnte que se detuvo a saludar, pero caigo en cuenta que nos está vendiendo Pizzas del restaurante de junto! Es un vendedor en toda su expresión.“Cade” as in arcade le dice el canadiense a Omar. Recita la aclaración como un mantra que ha dicho toda su vida ¿Dónde aprendiste inglés tan bien Omar? En Tabasco. “knowledge is power” agrega Cade, mientras sorbe y descubre el agua de horchata por primera vez. Cinnamon, right? Omar le describe en inglés dónde está Tabasco y cuán largo y angosto es como Estado ¿Que quieres hacer más adelante? Guía de turistas. Cade y Omar hablan en francés un momento. Omar se defiende con el idioma. ¿Qué te preocupa de Tulum? ¿Qué quisieras conservar mientras crece la ciudad? ¡Las playas! … y el agua de los Cenotes. Los turistas tiran mucha basura en ellos. ¿Vives acá? Sí. ¿Dónde estudias? En la escuela Federal que está por allá. Indica con la mano hacia la parte sur-oeste de la ciudad. Empieza a llover de nuevo. Nos despedimos. Omar nos desea buen camino. Cade y yo nos levantamos de la mesa. Nos vamos con la orden de tacos y una anécdota que contar.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s