Replantearnos para mostrar; no “ayudar”

Bunker Roy pudo ser un diplomático, ingeniero o doctor. Venía de buena casta en India, pero decidió irse a perforar pozos de agua en Rajasthan, India. Aprendió cómo vivía la gente en las zonas rurales alejadas y formó la escuela Barefoot college, que enseña a gente de esas aldeas – alfabeta o no – a ser parteras, herreros, electrificar solarmente, purificar agua, etc. El requisito: no llevar gente con doctorados y maestrías, sino usar la sabiduría local para potenciarla en escala con algo de tecnología por ellos mismos. Hoy no perforan tanto por agua sino que la colectan millones de litros de agua de lluvia en 1200 escuelas por ejemplo.

Mahatma Gandhi
Mahatma Gandhi

 

images

Reflexionando sobre replantear cómo ayudar y ayudarnos en Tulum (o en cualquier pueblo), escuchaba a Sanjit a Bunker Roy (fundador del Barefoot College en 1972)en una entrevista reciente, y veía tantos paralelos en el pensamiento de Gandhi como los de Paulo Freire, en Brasil, sobre la educación. Eso mismo puede verse en su plática TED.

Roy, cita a Gandhi que decía que siempre debías primero buscar cuáles eran y en qué consistían las habilidades y el conocimiento de los pobladores en las aldeas, antes de considerar traer algo de fuera. Paulo Freire hablaba de entender las palabras ancla o base de los pobladores para poder relacionar cualquier contenido a enseñar y ponerlo en ese contexto, en esas palabras. Por ejemplo abeja, jabones, miel en nuestra región.

Paulo Freire
Paulo Freire

Se trataba en la India de desarrollarse como país, desarrollando los poblados de manera de lograr una sociedad equitativa y balanceada, con respeto a sus pobladores y entre los mismos, con autoestima, que evitara el éxodo de éstos a las ciudades.

Escalofriante escuchar sin embargo en la misma entrevista:

Gandhi is almost outdated nowadays in India, its lifestyle, its simplicity, accountability, honesty, are all very allien now in India …

Habría que decir que lo está en muchas partes del mundo ya. Hombre! Está pasado de moda hasta usar semillas normales para sembrar, incluido ahora nuestro México!

La reflexión es que los esfuerzos por mejorar un lugar donde no hay una sociedad arraigada, ni en comunión en el sentido de asociación, de codependencia, tal como la de una tribu o una aldea pequeña, donde el bien común es evidente porque se los come un león o dejan de comer ellos mismos, hay poco que hacer por “ayudarles” desde afuera y creer que esto lo tomarán para cambiar sus vidas. Ahora con la televisión y el consumo que les pauperiza, peor.  Se trata de un tema de autoridad moral, humildad, confianza e ignorancia de los códigos de los pobladores mismos.

El tema en Tulum es particularmente difícil porque la inmigración y la población predominante no es de acá y sólo vino a ganar dinero, aunque encontrara apenas un precario sustento, que de alguna manera logra de la derrama del turismo y sobretodo directamente como empleado de ese sector. Las comunidades Maya actuales no están realmente en Tulum. En Tulum, todos somos extranjeros.

¿Contra quien peleamos el desarrollo sostenible de la región? ¿En nombre de cuantos de nosotros? ¿Para quiénes? No es que no sea legítima la lucha, ni un deber cívico de todo ciudadano, pero ¿por qué ocurriría si no hay tracción social y en cambio fuertes intereses de dinero? ¿Sólo porque haremos valer las leyes? Habría que cuestionar el “estado de derecho” en el que vivimos, sinceramente. Uds. lo saben mejor que yo. Bien podríamos estar haciendo todo bien pero logrando nada. Un espejismo burgués – para decirlo al estilo sesentas, o neo-criollo, para evocar pensamientos en la época colonial de nuestra Latinoamérica, y vernos todos mexicanos y de otros lados, ninguno de bronce, ninguno Maya.

Quizá debemos re-enfocar nuestra idea de desarrollo, nuestro liderear haciendo, nuestro pertenecer formando tribus que realmente necesiten el bien común y creando aldeas modelo, en las que nuestros hijos aprendan y vivan y los demás sigan el ejemplo. Allá afuera, la cosa es el dinero, el consumo y la guerra por los recursos, cuyos tambores con repercusión global de nuevo escuchando.

Permacultura como forma de vida. Integración social llevada a crear las comunidades. Tierra que produce, no estéril y abandonada al pueblo fantasma en que dejaron al Ejido, cuando no las venden y dejan si están en lugares estratégicos como Tulum. Humildad para integrarse con las comunidades autóctonas y aprender de ellas, hasta ganar su confianza por demás vapuleada y golpeada.

¿Podemos dar el ejemplo de otra forma? ¿Podemos cambiar algo de otra forma?

¿Puede darse el cambio de otra forma para que les toque a nuestros hijos disfrutarlo y continuar otra vida?

Advertisements

2 thoughts on “Replantearnos para mostrar; no “ayudar”

  1. I’m really enjoying the design and layout of your site.
    It’s a very easy on the eyes which makes it much more pleasant for me to
    come here and visit more often. Did you hire out a
    designer to create your theme? Great work!

    1. Thank you. The layout/design is just one of the standard free templates of WordPress. I chose it for the exact same reasons you describe liking it. A pleasure to have you visiting and reading this blog. Comments are always welcome and much needed.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s