Caótica Ana (Julio Medem, España 2007)

Algunas de las noches pasadas tuvimos cine en la casa que habitamos en Cherán, para distraernos de la actividad del taller de paz del resto del día. Como no hay mucha diferencia entre ver una película juntos que dormir todos en la misma habitación en nuestras bolsas, la cosa fue simple.

Aprovechamos el cañón con el que hemos estado proyectando vídeo en los ensayos. La programación corrió por cuenta de Sebastián Labaronne y me he llevado un par de buenas sorpresas: Lord of the Flies (que no veía desde hace muchos años), En la tierra pasa a cada rato (de Unicef y TVE) – 4 historias sobre la vida efímera y la posibilidad de hacer la diferencia y una sobre la esperanza del cambio en el hombre – y finalmente esta cinta, “Caótica Ana“, que me encantó.

La película cuenta las vidas pasadas que alojan en Ana, una joven artista, brillante (Manuela Vellés) a la que una mecenas (Charlotte Rampling) lleva becada a París, lejos de su casa en una cueva maravillosa en las costas de la isla de Ibiza, en donde vive con su padre alemán. Aparece también la cantante Bebe.

El personaje y el casting para elegir actriz, son fenomenales. Tanto Ana como Manuela Vellés, que interpreta el papel principal, pueden transmitir la espiritualidad y lo silvestre, y hasta salvaje, de sus almas más allá del plano de la pantalla.

La obra me habló del amor de las madres. De las mujeres guerreras. De lo femenino en medio de este planeta de hombres de destrucción masiva. La escena final, de hecho los enfrenta a estos dos géneros en una iconografía directa y fuerte. Algo como una batalla entre Huichilopoztli (deidad mexica) y Coyolxauqui (deidad azteca) en la cultura precolombina de México.

Me dormí pensando en Ana. Es decir, mi Ana de hace años; la actriz y ella comparten mucho y también su figura. Ambas son mujeres que, como lo dicen en el guión, son ” la madre del hombre bueno”*, aquel que yo podía ser y al que mi Ana de entonces me hizo conocer mejor. Desgraciadamente no ocurrió ni del todo, ni a tiempo. Tuve que asistir a mis velorios varias veces y pasar por las llamas de varias fogatas más, para que mi fénix finalmente apareciera, como lo hizo.

¿Quieren ver una buena película, diferente, con buen guión e historia y excelente cinematografía? Prueben ésta y me dicen. Yo la pongo entre mis favoritas.

Notas:
* Nietsche decía que las mujeres evolucionarían cuando procrearan al superhombre (les debo aún la referencia en su libro, claro) ¡Para mi, ese es el hombre bueno!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s