Delirio+Diluvio= Descubrimiento

Afuera empieza a llover. Cae sin avisar. Algunas personas de las mesas de terraza se cambian adentro. “El cubano”, Saúl y Jesús apoyan a los clientes en el cambio de inmediato.

Diluvio + Delirio        Foto: Juan Ayza
Diluvio + Delirio Foto: Juan Ayza

Con el diluvio, El Delirio crece. Adentro en el salón, hay un ambiente como de albergue alpino, en colores azul rey, rojos, amarillos mostaza – que se notan como los acentos de las salsas en la cocina de Mónica – en la ropa abrigada de los que entran con risas y voces – cuya emoción distingo en acentos mexicanos, colombianos ,en un grupo de cuatro damas y segunda presencia de Colombia en el día, e inglés de Estados Unidos-. Nos llenamos de bullicio que es vida. Nada que interrumpa la conversación de quienes estamos adentro – conversando, leyendo solos -, ni que cambie el servicio eficaz y casi invisible porque no predomina ni interrumpe.

Un buen amigo me alcanza en plena faena en El Delirio. Ordenan en vitrina de comer. Su socio por delante, se acercan y se sientan junto a mi . La conversación la lleva el socio que se comparte como ser humano con nosotros. No puedo evitar al principio de nuestra reunión la preocupación de no poder estar atento a aquella efervescencia amable de la sala llena, a entablar conversa con los vecinos de mesa a empalizar sobre la comida que nos une. El peso de lo que ocurre en el presente, lo que te demanda ser y estar, me quitó la preocupación bien rápido. Acepté que lo que me tocaba era escuchar y aprender de este amigo de un amigo, más cuando lo que compartía eran decisiones de vida y de familia.

Visita sorpresa - amigos          Foto: Juan Ayza
Visita sorpresa – amigos Foto: Juan Ayza

El quiche de hongos y tomate me sabe riquísimo. De rebanada alta, la masa aún crujiente, el relleno casi como un soufflé, inflado, esponjoso, ligero y con un sabor notorio de queso gruyere, la ensalada mixta en lechugas verdes con achicorias y acentos de hojas moradas, bien aderezada con oliva y vinagre.

Es entonces, en medio de este bocado, que después de media hora de estar en la conversa, me doy cuenta que hemos podido mantenernos en una intimidad tal que nos ha dejado ahondar en el delicado tema, a pesar de la cercanía con otras mesas, apoyados por el hecho de que nadie nos interrumpiera ni siquiera con los cafés durante la conversación trabada.

Me despedí de mi amigo y su socio y agradecí que su presencia me hubiera enseñado una característica importante de El Delirio. Después de una rato las voces exaltadas del salón se fueron acallando. Disfrutábamos todos de lo que comíamos. La luz tenue y amarilla de las lámparas de esfera, la madera clara y con textura en el mobiliario, el zinc en los servilleteros, el hierro forjado en los letreros de mesa, el lugar expuesto en sus elementos de construcción, sincero, el calor de hornos, la fiesta de una vitrina y sus frutos de cocina, las danzas, el pan, el vino, los frascos con mermeladas y compotas, lo tan lleno de humanidad del momento, todo daba una lectura: el ambiente casero que se vive, el de tu casa, la del que como tu lee estas líneas .

Comprendí entonces que El Delirio era nuestra casa que nos guarda del diluvio; la casa de anfitriones que saben tanto mantenernos en una privacidad suficiente, como disfrutar a la vez y con júbilo de una intimidad colectiva. Esto es una parte de la magia de El Delirio y yo lo acababa de experimentar en mi comida.

 
Licencia de Creative Commons
Delirio+Diluvio=Descubrimiento by Juan Ayza M. is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://wp.me/P3B5so-yL.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en juan.ayza@gmail.com

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s